JK Rowling

Joanne Rowling, más conocida como JK Rowling, nació en Yate, Reino Unido, el 31 de julio de 1965. Es hija de Peter James Rowling, un ingeniero aeronáutico de Rolls-Royce, y de Anne Volant, una científica. Su hermana Dianne nació cuando Joanne tenía 2 años de edad. Cuando cumplio los cuatro, La familia se trasladó a la cercana Winterbourne. Allí, asistió a la “St Michael's Primary School”, en la cual su director le sirvió como inspiración para el director Albus Dumbledore de Harry Potter. Terminó el secundario en “Wyedean School and College”, donde su madre trabajaba en el departamento de ciencias. Luego de unos años, al ser rechazada en “University of Oxford”, fue aceptada en “University of Exeter”donde se graduó en francés y clásicas. Trabajó como secretaria y profesora de inglés. En 1990, viajó en tren de Mánchester a Londres, este tuvo problemas y el viaje se retrasó 4 horas. Mientras estaba allí, se le ocurrió la idea de una escuela de magos. Así mismo, cuando llego a su departamento empezó a escribir Harry Potter. Ese mismo año, se murió su madre tras luchar durante diez años contra una esclerosis múltiple. Esta fue un suceso muy devastador para ella ya que su madre era la única que apoyaba sus ideas de ser escritora.
Gracias a un anuncio que leyó en The Guardian se trasladó a Oporto en Portugal para enseñar inglés. Luego de un año, conoció en un bar, al periodista Jorge Arantes. Se casaron el 16 de octubre de 1992. Su hija, Jessica Isabel Rowling Arantes, nació el 27 de julio de 1993 en Portugal. Rowling, decidió abandonar a Jorge, en noviembre del mismo año en el que nació su hija, por las infidelidades y el alcoholismo de él. Se trasladó con Jessica a Edimburgo (Escocia), ciudad donde vivía su hermana. En marzo de 1994, Rowling pidió una orden de alejamiento contra Jorge y obtuvo una orden provisional que sería renovada ocho meses después, en noviembre. Durante este periodo de tiempo, Joanne sufrió de depresión clínica y llegó al punto de querer suicidarse, pero gracias a su hija Jessica no lo hizo ya que ella le daba impulsos para seguir adelante.
Con esa enfermedad que sufrió, se inspiró en los Dementores, las criaturas sin alma que aparecen en Harry Potter y el prisionero de Azkaban. En agosto de 1994, la escritora pidió el divorcio. Después de un año, en junio de 1995 el interdicto hasta entonces provisional contra Jorge Arantes se hizo permanente y la demanda de divorcio fue admitida. Un viaje en tren entre Manchester y Londres que se prolongó durante cuatro horas más por avería de la máquina, sirvió para crear Harry Potter, aprendiz de mago más famoso desde Grillo, el pupilo de Merlín. Se terminó de materializar en 1995 desde una mesita del café Nicholson de Edimburgo. Todos los editores rechazan a J.K Rowling. De hecho, la convencen además para que firme con sus iniciales por que consideraban que los niños no comprarían un libro escrito por una mujer. Añadió la K. en honor de su abuela paterna, Kathleen. Después de nueve intentos, una editorial de Bloomsbury acepta publicar su primera obra sin saber que tendría tanto éxito. Al principio, se imprimió solo algunos ejemplares del libro. Hasta que consiguió incluir su obra infantil en la lista de las más vendidas de The New York Times, un hecho sin precedentes. En el año 2000, le fue otorgada la Orden del Imperio Británico, como oficial. Ha recibido títulos honoríficos de la Universidad de St. Andrews, la Universidad de Edimburgo, la Universidad Napier y la Universidad de Aberdeen. En el año 2003, se convirtió en la primera escritora en recibir el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. En octubre de 2010, Rowling fue nombrada la "mujer más influyente en Gran Bretaña" por la revista Time.