Caballitos de mar

Descripcion general

Los caballitos de mar o hipocampos (género Hippocampus), constituyen un grupo de peces marinos pertenecientes a la familia Syngnathidae, que también incluye a los peces pipa. Ellos son depredadores de pequeños invertebrados. Poseen un sistema visual con ojos que tienen movilidad independiente entre sí, les ayudan a reconocer sus presas. El tamaño de los adultos varía de acuerdo a la especie, desde el más pequeño Hippocampus satomiae, hasta el Hippocampus ingens que sobrepasa los 29 cm de longitud. El cuerpo de los caballitos de mar está cubierto por una armadura de placas o anillos de constitución ósea. Adoptan una posición erecta, impulsándose con su aleta dorsal. El desplazamiento vertical lo consigue ajustando el volumen de aire de las vejigas natatorias y mediante las aletas pectorales. Las aletas son muy tenues y tienen forma de abanico. La dorsal impulsa los desplazamientos horizontales, y la agita unas tres veces y media por segundo. No tienen aleta anal, en su lugar tienen una cola prensil, que se enrolla en espiral y les permite aferrarse a corales y plantas subacuáticas.

Habitat

Normalmente se encuentra en aguas tropicales poco profundas, y de temperaturas calientes, aunque su rango de profundidad oscila entre 0 y 2.543 m, y el rango de temperatura puede estar entre 3,04 y 28,40ºC.7​ Viven entre los corales, macroalgas, fanerógamas marinas y manglares. Hay especies de caballitos de mar que se caracterizan por ser territoriales, las hembras sulen tener aproximadamente 100 m² de espacio territorial, mientras que los machos no suelen sobrepasar el metro cuadrado. El caballito de mar, o hipocampo, se distribuye en aguas tropicales y templadas, tanto en ambas costas del océano Atlántico, incluyendo el mar Mediterráneo; como en el Indo-Pacífico, desde la costa este africana hasta el Pacífico central, incluido el mar Rojo

Conservacion

Actualmente[¿cuándo?] sus especies están incluidas en las listas de "en peligro de extinción", y su comercio se halla regulado por CITES.13​ Cada año se capturan en Asia toneladas de caballitos de mar para su uso en tratamientos tradicionales, basados en supuestas propiedades curativas atribuidas a estos animales.14​ La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN en inglés, cataloga el estado de conservación de varias de las especies del género como vulnerables, e incluso, en el caso de H. capensis como "en grave peligro". Esta especie, que es endémica de Sudáfrica, se encuentra en esa situación de peligro debido a su limitado rango de distribución, de 300 km², concretamente en el estuario de Knysna y en otros tres estuarios situados en la costa sur del país; y al índice de ocupación de 27 km². A lo que hay que sumar, la creciente degradación del hábitat, debido a la acción humana.15​